miércoles, 20 de junio de 2018

Reflexiones chorras: Amor y muerte


No es ningún secreto que dos de los temas más explorados en la literatura y la narración de historias son el amor/sexo (para hablar de ello en lineas tan generales me parecen sinónimos, no veo la necesidad de distinguir si no se examinan de cerca) y la muerte. De hecho, habrá quien diga que son los dos únicos temas de los que de verdad se habla en la narración de historias.

Las historias necesitan amor y muerte para avanzar, y, de hecho, muy a menudo combinan ambos temas. Desde la Biblia hasta Hamlet, pasando por Casablanca o por las canciones que cuenten una historia, son dos temas repetidos hasta la saciedad, y, sin embargo, en mayor o menor medida, siguen cautivando.

domingo, 17 de junio de 2018

El Pirri contra el Tejas

 Nunca es mal momento para recordar la escena cumbre del cine quinqui. Eloy de la Iglesia sabía captar lo marginal de una forma que nunca nadie más ha podido.

miércoles, 13 de junio de 2018

Proyecto Casas: Una reflexión sobre la vida en la calle (II)

Venimos de aquí. Esta parte, además de textos, fotos y fotos de la exposición, contiene también un video mostrando la parte final del montaje de la exposición, y uno de los textos míos que quedaron inéditos (el de la etimología de palabras para referirse a una situación de sinhogarismo). Igual alguna de las fotos tampoco está en la exposición. Y recordad que hasta el 20 de junio todavía se puede ver lo que no he enseñado aquí, que es bastante.




Existe una amplia terminología para referirse a personas sin techo cuyas connotaciones pueden ser importantes.
En primer lugar, “sin techo” y “sin hogar” se distinguen en que el primero duerme en la calle, mientras que el segundo puede estar temporalmente alojado en un albergue, por ejemplo. Personalmente, suelo usar estos dos términos indistintamente porque los considero prácticamente sinónimos y creo que distinguirlos es una forma de ocultar un problema real: que la persona que duerme en un albergue mañana mismo podría estar durmiendo en la calle, por lo que creo que tampoco tiene sentido referirse a su situación como si tuviera un techo asegurado.
“Vagabundo” es una palabra que aparece en el siglo XIV, derivada de “vagar”, del latín “vagari”: andar por varias partes sin determinación ni objetivo, de donde también derivan “divagar” o “vago”.

domingo, 10 de junio de 2018

Living a lie

Un tema de Epica sobre la religión y sus mentiras, así como quien no quiere la cosa.


Don't believe what you see
Believe in me and my reality
I am a man of God
God, can't you give that I am begging you
Don't believe what you hear
Believe in me and I will reappear
Salvation here at last

miércoles, 6 de junio de 2018

Proyecto Casas: Una reflexión sobre la vida en la calle (I)

Proyecto Casas: Una reflexión sobre la vida en la calle es una exposición de fotografía y textos que se puede ver en la expogela BilbaoHistóriko (C/ San Francisco, 32). A través de Hasiera (Bizkaisida), hemos colaborado un puñado de personas, tratando de reflejar la realidad de los espacios públicos aprovechados como casas; la mayoría de quienes colaboramos viven o han vivido en la calle. Obviamente, no voy a colgar aquí la exposición entera, pero sí quería sacar unas cuantas muestras, mezclando las fotografías en sí con los textos, fotografías de la exposición, la charla de presentación en el local de Sarean -que está subida a Youtube- y una entrevista que nos hicieron en la radio (97 FM Irratia). Cuando ponga textos sin acreditar, es que son míos. Así que esta entrada del blog (y otra más que tengo intención de hacer) serán un poco caóticas, mezclando fotografías, textos y fotografías de ambos, pero creo que eso es lo interesante de la exposición, espero poder reflejarlo más o menos. La exposición se puede ver hasta el día 20 de junio.


Minutos 29:50 a 37:15
Además de la entrevista, también leo uno de los relatos


Refugiados

Una persona que emigra para huir de una guerra es un refugiado político.
Una persona que emigra para huir de su gobierno también es un refugiado político.
Una persona que emigra para huir del hambre también debería ser un refugiado político.
Una persona que emigra para huir de la miseria también debería ser un refugiado político.
Una persona que emigra para huir de la ablación también debería ser un refugiado político.
Una persona que emigra para huir de su familia también debería ser un refugiado político.

viernes, 1 de junio de 2018

La sentencia de Altsasu

Hoy, programación especial porque esto hay que contarlo...

La condena de Altsasu es totalmente inaceptable y de lo más grave que ha pasado últimamente. Se veía venir desde que hablaban de terrorismo y los medios reproducían en masa una versión de 60 abertzales expertos en artes marciales linchando organizadamente a dos guardias civiles y a sus novias. Que ni cabían 10 personas en el escenario en el que les sitúan, ni los guardias civiles pueden sobrevivir a menos que sean una mezcla de Batman y Luke Cage, claro.
Incluso con un código penal muy restrictivo para mi gusto en mano, no hay manera de que a los chavales de Altsasu les pudiera caer más de una multa o una pena de meses de prisión (que ya habrían cumplido, claro, porque se han pasado más de un año en prisión preventiva a pesar de tener voluntad de colaborar; así que, cumplido eso, la única condena aceptable hoy habría sido que les pusieran en libertad). No hay manera de poner penas más duras para una pelea de bar que se saldó sólo con un tobillo roto; y digo "se saldó" y no "rompieron un tobillo" directamente porque el informe médico acredita que el tobillo del guardia civil no tenía contusiones externas, así que no se lo golpearon, se lo rompió por poner una mala postura durante la pelea.
Analizar las condenas una por una es todavía peor, y asusta muchísimo. A Iñaki Abad le han condenado a 13 años de cárcel literalmente por mirar mal a los guardias civiles.


A Adur Ramírez le han condenado a 12 años de cárcel sin que estuviera siquiera en el bar, como ha quedado demostrado con un video. 


Con una cara como el mármol, incluso se reconoce en la sentencia que no había pruebas de que estuviera en el bar, pero las pruebas de que no estuviera no son suficientes (!!!).


Una sentencia como ésta afecta a todo el mundo, nos afecta directamente a nosotrxs porque con una jurisprudencia así cualquiera puede terminar una década en prisión y que le jodan la vida sin haber hecho nada. Y todo esto sin comparar con la sentencia a la esposa de Bárcenas librándose de 15 años de prisión al depositar una diminuta parte del dinero robado como fianza, claro, que entonces ya sí que no acabamos.

miércoles, 30 de mayo de 2018

El sentido de la tierra

Recuperando un relato sobre superhéroes que escribí para una antología y que terminó no incluyéndose. Pretendía hacer un homenaje al género en sí, bastante general, de ahí que muchos de los personajes sean estereotipos y versiones nada disimuladas de Spiderman, Batman, los 4 Fantásticos, Superman o el Joker. Y también tiene bastante carga política, sí.


“Diga vuestra voluntad: ¡sea el superhombre el sentido de la tierra!” Así habló Zarathustra, Friedrich Nietzsche.

Me llamo Fred Ferguson, y tengo 64 años. Creo. No sé. Es lo que me repito constantemente para intentar mantener la cordura entre estas cuatro paredes.
Es lo único que puedo hacer. No me dejan tener libros, me acusaron de usarlos para pasar información al exterior. Aquí sólo hay una cama, un retrete, una luz y una barrera de plasma para garantizar mi desintegración si intentara salir.
El mundo ha cambiado mucho desde que aparecieron los superhéroes. Bueno, esto no fue desde un primer momento, claro. Rayo Rosado llevaba varios años ejerciendo como superhéroe cuando una empresa de seguridad le ofreció un contrato millonario a cambio de que sus científicos le hicieran unas pruebas. Él aceptó y pronto aquella empresa descubrió la clave para producir el plasma que Rayo Rosado lanzaba por sus manos y lo aplicó a sus puertas y sistemas de seguridad. Un invento tan útil no tardó en extenderse por todo el mundo.
Pero, ¿a quién quiero engañar? Si el mundo ha cambiado no es ni mucho menos por el plasma, y esto fue antes que Rayo Rosado. Todo empezó a finales del siglo pasado.
Yo era un adolescente cuando los superhéroes comenzaron a resurgir. Hasta entonces, habíamos oído hablar de ellos, habíamos visto películas sobre ellos, pero era algo tan lejano… claro, todo el mundo tenía las imágenes grabadas del Super-Patriota, el Hombre Pájaro y la Mujer Increíble enfundados en la bandera estadounidense, combatiendo a las tropas de Hitler. Pero desde la II Guerra Mundial apenas había habido noticias de ningún otro superhéroe.
Blog Widget by LinkWithin