domingo, 16 de junio de 2024

Las uvas de la ira: Algún día, las oraciones se acabarían

Otro cachito de la brillante novela de John Steineck, recordándonos la inevitabilidad de algunas cosas.

Y en Kansas y Arkansas, en Oklahoma y en Tejas y Nuevo Méjico, los tractores invadían más tierras y echaban a los arrendatarios.

Trescientos mil en California y más en camino. En California, carreteras repletas de gente frenética que corría como hormigas a arrastrar, empujar, levantar, trabajar. Por cada carga que pudiera levantar un hombre surgían cinco pares de brazos para levantarla; ante cada ración de comida que se podía conseguir se abrían cinco bocas.

Y los grandes propietarios, los que deben ser desposeídos de su tierra por un cataclismo, los grandes propietarios con acceso a la historia, con ojos para leer la historia y conocer el gran hecho: cuando la propiedad se acumula en unas pocas manos, acaba por serles arrebatada. Y el hecho que siempre acompaña: cuando hay una mayoría de gente que tiene hambre y frío, tomará por la fuerza lo que necesita. Y el pequeño hecho evidente que se repite a lo largo de la historia: el único resultado de la represión es el fortalecimiento y la unión de los reprimidos. Los grandes propietarios hicieron caso omiso de los tres gritos de la historia. La tierra fue quedando en menos manos, aumentó el número de los desposeídos y los propietarios dirigieron todos sus esfuerzos a la represión. El dinero se gastó en armas, y en gasolina para mantener la vigilancia en las enormes propiedades y se enviaron espías que recogieran las instrucciones susurradas para la revuelta, de forma que ésta pudiera ser sofocada. La economía en proceso de cambio fue ignorada, al igual que los planes del cambio; y sólo se consideraron los medios para extinguir la revuelta, mientras persistían las causas de la misma.

domingo, 19 de mayo de 2024

Kingdom of Heaven III - The Antediluvian Universe

Creo que he comentado alguna vez que Kingdom of Heaven, de Epica, me parece la mayor obra de arte musical jamás creada. Creo que en Epica también se dieron cuenta y por eso sacaron años después una segunda parte, y otros años después, una tercera, ésta. Y, sin llegar al nivel de la primera parte, también me parece una obra de arte, también.

miércoles, 15 de mayo de 2024

Islandia y las drogas

Este artículo lo publiqué originalmente en la revista Anthropologies.


Según nos cuentan unos cuantos medios, desde hace unos cuantos años en Islandia se viene produciendo una especie de milagro en las políticas sobre drogas.

“Islandia sabe cómo acabar con las drogas entre adolescentes, pero el resto del mundo no escucha”, nos contaba El País en 2017. “Imagínate un país donde beber alcohol dejó de estar de moda entre los adolescentes y donde encontrar a un joven que fume tabaco o que consuma cannabis se convirtió en algo excepcional”, decía la BBC en el mismo año, e Infobae anunciaba “la fórmula de Islandia para terminar con el consumo de drogas que asombra al mundo”.” Cómo Islandia ha erradicado el consumo de alcohol y otras drogas entre sus jóvenes”, insistía La Información. ”Islandia, un ejemplo a seguir para combatir el alcoholismo juvenil”, explicaba RTVE en 2022.  ”Así solucionó Islandia el problema de drogas en los jóvenes”, narraba el diario As en 2019. ” Islandia, ejemplo global en la prevención del consumo de drogas en adolescentes”, añadía la UNODC.

¿Qué pasó en Islandia? ¿Qué milagrosa estrategia llevaron a cabo? Mano dura y medidas estrictas. De hecho, desde 2002, se llegó incluso a poner un toque de queda para niños y adolescentes: los menores de 13 años no pueden andar solos por la calle pasadas las ocho de la noche, y los menores de 16 no pueden pasadas las diez (en verano se amplía el horario hasta las doce). También se aumentó la financiación y se incentivó la creación de clubs de deporte, música, danza, etc, y se dio ayudas a familias con pocos ingresos para que sus hijos pudieran participar en estos clubs con mayor facilidad, como única medida “amable” al respecto, eso sí.

Los resultados fueron sorprendentes. El porcentaje de adolescentes de 15 y 16 años que habían estado borrachos en el mes anterior se desplomó del 42 % en 1998 al 5 % en 2016; el porcentaje que alguna vez ha usado cannabis ha bajado del 17 % al  7%, y los fumadores de cigarrillos diarios cayeron del 23 % a solo el 3 %. Así, Islandia encabezó la tasa de menor consumo de drogas entre adolescentes en Europa.

Sólo hay un pequeño problema… todos esos artículos sólo mencionan variables relacionadas con el consumo, no con los problemas que pueden derivar del consumo. Se nos muestran estadísticas relacionadas con qué porcentaje de la población consume drogas, pero no se nos muestra qué porcentaje de la población muere por consumirlas, qué porcentaje de la población es hospitalizado por consumirlas, qué porcentaje de la población desarrolla problemas de adicción… ¿por qué?

Probablemente porque, si lo hicieran, tendrían que cambiar el tono del artículo por completo. Y es que todos esos datos son bastante menos positivos.

Blog Widget by LinkWithin