miércoles, 11 de enero de 2017

Reflexiones chorras: La psicología que ellos quieren

Un día me dio por ponerme a estudiar una carrera de psicología, y uno aprende muchas cosas a lo largo de años de estudio con profesores expertos, oye.

Una de las cosas que he aprendido es que la psicología se puede relacionar con la política. Y eso está bien, porque así sabemos, por ejemplo, que el racismo es un sesgo. Un simple problema psicológico. Cuando alguien viene diciendo que todos los negros deberían volver a su país de origen porque están destrozando España, está bien porque puedes pasar de ideologías políticas e informarle a esa persona que lo que tiene es un problema, y que un psicólogo sin duda lo podría arreglar. Unas cuantas sesiones y uno se puede curar de su racismo, que al fin y al cabo es sólo una forma de aversión conductual.


El problema viene cuando la cosa se hace en dirección contraria, y la psicología sirve para sostener una mentira. Creo que todxs podemos entender de qué hablo, porque es bien sabido que el DSM, el manual más importante de la psicología, reconocía la homosexualidad como una enfermedad hasta 1973. Hasta ayer, como quien dice.

El caso es que, diagnóstico por aquí y por allá, he tenido que leer bastante el DSM, y uno se encuentra cosas realmente raras.

Creo que tampoco hace falta que hable del TDAH y la sobrediagnosticación que hay, para así ganar dinero vendiendo medicamentos bastante peligrosos a niños que realmente no los necesitan. Suficientes artículos hay sobre el tema, y cualquiera que haga una búsqueda rápida sin duda podrá encontrar mucha información.

Voy a hablar de casos menos conocidos. Por ejemplo, el trastorno antisocial de la personalidad, lo que se conoce vulgarmente como psicopatía. Cito de los criterios para su diagnóstico: “fracaso para adaptarse a las normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal, como lo indica el perpetrar repetidamente actos que son motivo de detención”.

El problema salta a kilómetros de distancia. Da igual cuál sea la ley, da igual en qué país, no importa para nada. Tal y como está el panorama, en España, en cualquier momento hacer una manifestación o descargar música de internet podría ser ilegal. Y hacerlo te podría convertir en psicópata. La diferencia entre ser psicópata o no podría estar en haberte descargado el último disco de Shakira, vaya.

Y es evidente que cualquier psicólogx mínimamente inteligente sabría hacer una excepción; pero, si se ciñe estrictamente a lo escrito en el DSM, esto podría pasar.

Pasemos al trastorno esquizotípico de la personalidad. Éste es brutal, porque es básicamente un trastorno creado para englobar a cualquier persona que se salga lo más mínimo del rebaño, en cualquier aspecto. Puedo estar exagerando, así que mejor citar literalmente del DSM una vez más.

“[…] excentridades del comportamiento […] en ideas de referencia”. Supongo que esto incluye que seas comunista, anarquista o algo así.

“Comportamiento o apariencia rara, excéntrica o particular”. “Estos sujetos son
considerados frecuentemente raros […] a causa de una forma tosca de vestir que «no se lleva»”. Esto parece referirse literalmente a no vestir de Inditex, impresionante. El “no se lleva”, puesto tal cual, parece incluso amenazar con que si llevas ropa de la temporada pasada puedes tener problemas psicológicos. Eso ya está pasadísimo de moda, tía.

“Pensamiento y lenguaje raros”, volvemos a lo primero que comentaba. Tienes que pensar como el rebaño.

“Creencias raras o pensamiento mágico que influye en el comportamiento y no es consistente con las normas subculturales (p. ej., superstición, creer en la clarividencia, telepatía o «sexto sentido»; en niños y adolescentes, fantasías o preocupaciones extrañas).” Esto tiene sentido, eh, no voy a decir que no. Pero quiero señalaros cierta conjunción de la primera línea, ahí hay un “y” muy bien escrito. Es decir, el pensamiento mágico sólo es síntoma de un problema psicológico si no es consistente con la cultura de tu alrededor. Dicho de otra forma: literalmente, creer en la telepatía puede ser síntoma de un problema psicológico, mientras que creer que una paloma con poderes divinos embarazó a una virgen de cuyo vientre surgió un hombre que caminaba sobre las aguas y resucitó 3 días después de muerto no lo es. Es un matiz curioso, sí.

Y en ésas estamos. La psicología que ellos quieren, y que espero que pueda cambiar hacia una psicología lógica y beneficiosa.


PD: Me gustaría remarcar que en los últimos párrafos sólo he señalado algunos síntomas aislados. Por sí solo, vestir raro o pensar por ti mismx no hace que te diagnostiquen un problema psicológico; son sólo síntomas acumulables a otros. Los he comentado porque, efectivamente, pueden marcar la diferencia entre tener un trastorno psicológico o no, lo que me parece muy triste, así como un insulto a la inteligencia. Pero vamos, que se acumulan a otros síntomas mucho más lógicos como incapacidad de mantener relaciones personales, sufrimiento, etc. No quiero que nadie interprete que uno solo de los síntomas que he mencionado puede considerarse por sí mismo un trastorno, que luego me tachan de demagogo, tsk.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blog Widget by LinkWithin